Participación en el Premio Internacional de Poesía Jovellanos - El Mejor Poema del Mundo

 




Sin lugar a dudas, un certamen difícil en el que triunfar. Yo no soy literato, aunque se entiende que teniendo esta página web mínimo disfruto con la escritura, pero tengo una difícil relación con la poesía.

Para gustos dicen que los colores (y todos sabemos que cada cual dispone de un lugar "donde amargan los pepinos"), pero a mí me gusta la poesía clásica y triste, de Neruda y Bécquer. No pasa nada, sé que eso no está de moda.

Si abro un poemario, además, debo de decir que me lo leo rápidamente en busca de ese poema que me llegue al alma, generalmente uno en toda la obra. Tal vez por eso yo no escribo poemarios, ¿o sí?

Recuerdo con cierta nostalgia como en mis tiempos de universidad presenté uno a un concurso y el premio quedó desierto, pero no puedo negar que no escriba poemas cuando en El Ministro del Silencio podemos encontrar uno. Lo que ocurre es que para mí conjurar algo tan complejo como es la poesía debe de darse en circunstancias excepcionales.

Así que así estoy, habiendo presentado una obra a uno de los certámenes más importantes de nuestra lengua. No ganaré, pero que me lean.

Comentarios

Entradas populares